¿Cómo invertir en bienes raíces sin dinero?

La estrategia ideal de Sonia Medrano para invertir en bienes raíces sin dinero.

Dar los primeros pasos en el mundo del real estate es emocionante. Las expectativas se acumulan y las perspectivas de éxito se multiplican. Aunque hay un pequeño detalle que puede volverse desalentador: en la mayoría de los casos se requiere dinero (ya sea propio o prestado) para realizar una inversión inicial. Pues esto no es del todo cierto: ¡aquí te traemos la estrategia definitiva con la que puedes invertir sin dinero ni crédito!

Esta es una estrategia que no requiere tener capital, ni una licencia en bienes raíces. Lo único que se necesita es una actitud súper positiva y paciencia, porque tendremos que negociar con personas que están perdiendo sus casas”, advirtió la inversionista en bienes raíces Sonia Medrano en el webinar de Real Estate IQ “Invierte en bienes raíces incluso sin dinero ni crédito”. Seguro te estarás preguntando cuál es esta estrategia, así que dejaremos ya el misterio de lado.

La forma de invertir en bienes raíces sin poner un dólar de tu bolsillo es el wholesaling. “Esta estrategia es muy distinta al resto y consiste en hacer flip a un contrato. Lo único que tienes que hacer es encontrar una propiedad, hacer un contrato y flipearla con un inversionista. Tú no vas a invertir absolutamente nada”, alentó Medrano.

Comunidad latina de real estate en Facebook.

¿Cómo funciona el wholesaling?

En una estrategia de wholesaling están involucrados tres actores: el vendedor, el inversor/comprador y tú, el wholesaler. Tu función es detectar oportunidades de inversión, ponerlas bajo contrato y vendérselas a un inversionista. Es él quien pagará los costos de la operación (como el de la Casa de Títulos) y de la renovación del inmueble, en caso de ser necesario. Además, será quien la venda posteriormente.

Lo primero que necesitas es visión. Tienes que enfocar tu mente y tu corazón hacia tu propósito, hacia eso que verdaderamente quieres hacer en tu vida. Piensa dónde te ves no en cinco años sino en este año. Una vez que estés convencido, ten paciencia, empatía y amor.

Sonia Medrano, inversionista en bienes raíces

Si ya has decidido que quieres dedicarte al wholesaling, es momento de encontrar las propiedades. Esto puedes hacerlo sin costo, con algunas de las siguientes estrategias:

  • Dejándole saber a todos tus conocidos que ahora te dedicas a comprar casas cash.
  • Utilizando todos los medios de comunicación gratuitos posibles para promocionarte (desde cambiar tu estado de WhatsApp a mejorar tu presencia en LinkedIn, pasando por todas las redes sociales que puedas manejar).
  • Entablando relaciones con trabajadores de Uber y otros servicios, que a su vez estén en contacto con muchas personas.

Aunque, si tienes la posibilidad de invertir un mínimo dinero, te será mucho más fácil y más rápido suscribirte a listados, como los que ofrecemos desde Real Estate IQ. “Sin dudas esto es una inversión. Ten en cuenta que el 90% de todo el trabajo es tener una lista adecuada que te de la información”, precisó la inversionista en bienes raíces.

En el caso de los listados de Real Estate IQ, llegarán todos los días a tu correo electrónico y te proporcionarán información valiosa sobre propiedades off market –es decir que aun no han llegado al mercado–, cuyos dueños se encuentran en apuros porque no han podido pagar su hipoteca (pre-foreclosure) o han recibido una herencia, entre muchos otros motivos.

En cuanto a los inversionistas, Medrano aseguró que la mejor forma de encontrarlos es a través del networking. “Allí conocerás inversores, pero también prestamistas, otros wholesalers como tú –que pueden convertirse en socios–, dueños de Compañías de Título, personas que venden seguros de casas y más. Sin dudas el mejor consejo es sumarse a los eventos de inversionistas en bienes raíces”, puntualizó.

“Encontré un deal, ¿y ahora qué?”

Una vez que seleccionas el deal de tu interés, tienes que contactar a los dueños. Puedes acercarte al inmueble y tocar la puerta, enviar cartas o, si utilizas el servicio Premium de Real Estate IQ que incluye el rastreo de contactos, llamarlos por teléfono y enviarles correos electrónicos.

“Recuerda que estos vendedores se encuentran en un mal momento, así que es posible que no sean muy receptivos. No te lo tomes personal, no es contigo con quien están realmente molestos. Lo importante es que tú les dejes tu tarjeta o tu contacto y les aclares que estás ahí para ayudarlos a resolver un problema”, aconsejó la oradora.

Es fundamental considerar el momento adecuado para iniciar el contacto. Si la lista es de pre-foreclosure, quizás sus dueños se encuentren en casa por la mañana, ya que pueden estar desocupados y por eso no ser capaces de pagar la hipoteca. Sin embargo, si lo que prefieres es golpear puertas, los fines de semana son más seguros para encontrar gente en casa.

Cuando finalmente encuentras un vendedor y concretas una cita, recuerda llevar dos cosas contigo: el contrato que les harás firmar y los comparables, en caso de tenerlos. Además de escucharlos y explicarles el proceso, no olvides señalarles que tendrás que volver a la propiedad para mostrársela a los inversores. En caso de que esté deshabitada, ese es el momento de acordar cómo podrás ingresar luego.

El contrato contendrá los datos de las partes y de la propiedad, ¡pero ten cuidado! No incluyas el precio al que la adquiriste sino el ARV, es decir, el precio de la casa luego de su reparación. Ese contrato tendrás que llevarlo a una compañía de títulos, que será la encargada de corroborar que el inmueble está apto para la venta. La inversionista aconsejó encontrar un lugar que sea amigable con el trabajo de los wholesalers, para que no te encuentres con sorpresas luego.

La Casa de Títulos también cerrará el proceso con el inversionista que quiera comprar tu deal. Al momento de avaluar la propiedad, recuerda consultar con un contratista para saber el valor estimado de reparación y tener en cuenta tu comisión. Esto te ayudará a dejar un margen de ganancia adecuado para el inversionista y así todos ganarán, tú incluido.

“El wholesaling es una de las estrategias más fáciles para capitalizarnos. Una vez que empecemos a ganar dinero, podremos comenzar a invertir”, concluyó Medrano. ¿Quieres conocer a otros inversionistas latinos y recibir más información en español? ¡Súmate a nuestra comunidad en Facebook!


Disclaimer: El objetivo de los artículos de este blog es meramente educativo e informativo. De ninguna manera el contenido está diseñado para ser asesoramiento legal o financiero.


No te pierdas los webinars de Real Estate IQ.
¡Visita nuestro sitio web y regístrate gratis!


Related Articles

Responses

Your email address will not be published. Required fields are marked *