BLOG

Welcome!
Find tips on how to invest in real
estate, plus trends and tools that
will help you generate sales and
turn into a successful real
estate investor.

Descubre qué significa CONTINGENCIAS en Real Estate

Qué significa contingencias (contingent) en Real Estate

Comenzar a trabajar en la industria del real estate no es algo sencillo. Hay muchas palabras para aprender, números que entender y cosas a considerar. ¡Pero no queremos que te sientas abrumado! De ahora en adelante, cada mes te traeremos definiciones precisas, sencillas y en español de los términos más comunes con los que puedes encontrarte. Y la palabra de hoy es “contingencias” (en inglés, “contingent” o “contingencies”).

Hay un momento de felicidad que se produce cuando finalmente encuentras la casa ideal para tus clientes, esa que tiene todo aquello que siempre soñaron –incluido su precio–. Aunque, a veces, la euforia no permite que veas un detalle pequeño pero esencial: en el estatus de la propiedad aparece el término “venta con contingencias”. Un momento, ¿qué está sucediendo? ¿Qué significa esto? ¿Por qué la veo de todas formas? ¿Es demasiado tarde?

Bueno, aunque técnicamente no es tarde, sin dudas no eres el primero en la línea. El término “contingencias” significa que el dueño del inmueble ya ha aceptado una oferta, pero esta viene con contingencias o condiciones que deben ser cumplidas antes de concretar la transacción.

Tipos usuales de contingencias

Las contingencias están ahí por un motivo: para mitigar el riesgo. Tanto los propietarios como los compradores negociarán las condiciones del acuerdo de venta. Entre las más comunes se encuentran:

  • esperar por un reporte de inspección de la propiedad;
  • confirmar el financiamiento del comprador;
  • completar la venta de la casa actual del comprador;
  • evaluar el precio de tasación.

Es importante recordar que mientras más contingencias interponga un comprador, menos atractiva será la oferta. En particular, al comprar un inmueble en un mercado competitivo. Por lo tanto, lo más sensato es intentar incluir aquellas que sean estrictamente necesarias.

Si todo sale bien, es tiempo de avanzar con la compraventa, por lo que el estatus cambiará a “pendiente” (¡hablaremos más al respecto el próximo mes!). De lo contrario, el contrato se cancela sin ningún tipo de penalización para ninguna de las partes ni pérdida del dinero abonado en concepto de garantía. En este último caso, la propiedad regresa al mercado, convirtiéndose así en la señal que estabas esperando.

Qué hacer si una propiedad se encuentra consignada como “venta con contingencias”

Como ya mencionamos, no todo está perdido (todavía). Es perfectamente probable que una de las partes no cumpla con los requerimientos especificados. Por ejemplo, es posible que el comprador no pueda vender su propiedad, o que el informe de la inspección del inmueble no arroje buenos resultados. De hecho, existen distintos tipos de estatus a considerar:

  • Con contingencias – Seguir mostrando: compradores potenciales aun pueden ver el inmueble y ofertar por él.
  • Con contingencias – No mostrar/Sin aceptar ofertas: el vendedor deja de mostrar su propiedad.
  • Con contingencias – Liberación/Aceptación de ofertas: el vendedor continúa mostrando la casa (y aceptando ofertas adicionales), mientras que el comprador tiene una fecha límite para cumplir con las condiciones.

Como puedes ver, tus chances dependerán del estatus de la propiedad. A pesar de que no es recomendable apostar todo a un solo lugar, si el inmueble lo vale, aquí hay algunas ideas que pueden ayudar. La primera es escribir una carta con la oferta dirigida al vendedor, explicando por qué tu cliente es la persona indicada para esa casa; incluso puedes ofertar sin contingencias (o con la menor cantidad de condiciones posible). Sí, es bastante riesgoso, ¿no? La segunda alternativa es seguir buscando otros inmuebles pero colocar una alerta en este, en caso de que regrese al mercado. ¡Ciertamente no querrás perderla dos veces!


Disclaimer: El objetivo de los artículos de este blog es meramente educativo e informativo. De ninguna manera el contenido está diseñado para ser asesoramiento legal o financiero.


Fuentes:


Related Articles